miércoles, 5 de enero de 2011

LA TRADICCION DEL ROSCON DE REYES

El roscón de Reyes  tiene forma redonda,  más o menos imitando una corona real, cubierto de frutas escarchadas, que semejan las joyas de la corona, y tiene escondido en su interior una pequeña sorpresa,  y  un haba. La tradición dice que quien encuentre el haba tiene que pagar el roscón  y el que encuntre la sospresa
será el  rey o la reina de la fiesta o, en otros casos, se dice que el que encuentra la sorpresa tendrá suerte el año siguiente.
 RECETA
Ingredientes de la receta:
30 gr. de levadura de pan
1 kg. y 1/2 de harina
8huevos
1 cucharada de sal
3 cucharadas de agua de azahar
1 y ½ tazas deleche
300 gr. de azúcar
300 gr. de mantequilla
250 gr. de frutas glaseadas
1 sorpresa
1 haba


Con las manos o con un tenedor, mezclar la levadura en 1/2 kilo de harina, agregando poco a poco media taza de leche tibia. Cuando estén incorporados los ingredientes, amasar un poco y dejar reposar en forma de bola, hasta que la masa crezca el doble de su tamaño.
Con el kilo de harina restante, formar un cráter sobre la mesa. En el centro, poner todos los ingredientes e ir amasando, empezando por los del centro y cogiendo poco a poco la harina de los lados, hasta que se incorpora en su totalidad.
Cuando la masa que contiene la levadura ha subido al doble de su tamaño, mezclar con la otra masa, hasta que queden totalmente unidas (se tiene que desprender de las manos). Con un espátula, quitar la masa que va quedando pegada en la mesa para integrarla también. Pasar entonces la masa a un recipiente hondo engrasado, tapar con un paño y esperar a que suba nuevamente al doble de su tamaño. Hay que tener en cuenta que la masa tarda aproximadamente 2 horas en duplicar su tamaño y es necesario que lo haga tres veces antes de poder meterla en el horno.
Cuando la masa haya duplicado su tamaño por segunda vez, poner en la mesa y hacer una tira con ella. Introducir en medio el muñeco de porcelana. Enrollar la tira metiendo una punta en la otra. Poner sobre una lámina engrasada y enharinada con la unión hacia abajo. Dar forma de rosca dejando bastante espacio entre ella y el borde de la hoja, pues todavía va a doblar su tamaño otra vez. Precalentar el horno mientras se esponja la masa.
Cuando la masa duplica su tamaño por tercera vez, decorar con las frutas escarchadas, barnizar con huevo batido y poner el azúcar. Meter en el horno durante 20 minutos y dejar enfriar.

Consejos :
Se pueden sustituir las frutas escarchadas por almendras en láminas que quedarán tostadas.

¡BUEN PROVECHO!
Podéis encontrar muchas más recetas en Cocinando con los niños     y en La cocinita de quirós

No hay comentarios:

Publicar un comentario